Nuestra Señora de la Luz

Esta imagen, de autor anónimo y titular de la Hermandad, se localiza presidiendo el antiguo retablo mayor del Hospital de San Juan de Dios perteneciente a la misma Cofradía y enclavado en la nave del Evangelio de la Colegiata de Santa María de la Encarnación La Mayor.

La escultura de referencia –105 centímetros de alto– es de candelero para vestir y presenta talladas únicamente cabeza y manos. Estas últimas extremidades, de cierta expresividad debido al acomodo de los arqueados dedos, se complementan perfectamente con un rostro de boca entreabierta y labios compungidos, además de ojos lacrimosos acentuados por la mirada baja y la perceptible caída de los párpados. En general, predominan en su faz los ángulos aristados creados por la nariz y las cejas ante volúmenes redondos centrados en los pómulos y barbilla.

La policromía blanquecina de la escultura acrecienta el rasgo un tanto melodramático de una imagen que más que una Virgen de Gloria se asemeja a las Dolorosas del siglo XVIII. Fue donada a la corporación penitencial en los años de su refundación por un particular y restaurada en Málaga poco tiempo después por Juan Manuel García Palomo.

Durante de la década de los años 80, esta imagen procesionaba junto con la Cruz de Mayo. En la actualidad, preside cada año el altar que la Hermandad instala con motivo de la festividad y procesión del Corpus Chiquito.